Las ciudades son nuestros hábitats “naturales”. Los hábitos saludables de vida, la correcta alimentación de los ciudadanos, su bienestar, la prevención de la obesidad, del infarto de miocardio, la actuación sobre la prevención y la lucha contra las toxicomanías, la calidad del aire, los planes de ruido, son acciones importantes que nos llevan entre otras cosas al deporte para todos, inclusivo, no necesariamente competitivo y como competencia directa de nuestros ayuntamientos. Siendo de especial importancia promover los valores y de la práctica del deporte y la actividad física, junto a la implantación y mejora de los servicios, instalaciones y equipamientos municipales necesarios.

Creación de circuitos de mantenimiento y espacios intergeneracionales en la ciudad

Promoción de eventos deportivos.

Identificación y construcción de nuevas áreas y nuevas instalaciones deportivas

Promoción del conocimiento, la imagen, la práctica del deporte y la política deportiva municipal.

Deixe uma resposta

Your email address will not be published.